Lo malo, siempre esta. Hasta ser resuelto

Era Peter Pan que, alertado por Campanilla, había llegado justo a tiempo de evitarles a sus amigos una muerte cierta. Comenzaron a luchar. De pronto, un tic-tac muy conocido por Garfio hizo que éste se asustara. El cocodrilo estaba allí y, del susto, el Capitán Garfio dio un salto y cayó al mar. Es muy posible que todavía hoy, si viajas por el mar, podas ver al Capitán Garfio nadando desesperadamente, perseguido por el infatigable cocodrilo.